Se abundante

“Sé abundante” debería ser un mandato de esos que recibimos desde que somos pequeños, ya que luego pasan los años y no conseguimos abundancia por ninguna parte y nos cuesta comprender por qué si fuimos creados con la abundancia del universo no sentimos más que carencia en nuestro interior.

La abundancia es eso que perdimos mientras todos a nuestro alrededor nos informaban cuán carentes somos y un día, cuando comenzamos a transitar este camino de cambio en nuestras vidas, nos volvemos a encontrar la abundancia que parece tan ajena y lejana, tan inalcanzable para personas comunes como nosotros.

La abundancia es “tener mucho de todo” y más allá de que las personas la relacionan solo con la prosperidad material, yo siento la falta de abundancia identificada con todos esos “NO” que encontré en mi camino.

Porque creo que el ser abundante no tienen límites y yo estaba llena de ellos, relaciono la abundancia más con un “Yo puedo, Yo soy capaz” que con lo que tiene que ver con lo material.

Debe ser porque creo que la persona abundante no tiene límites en lo que pueda ser, hacer y tener.

Una vez que sanas tus memorias y comienzas a ir más allá de tus creencias limitantes, debes reencontrarte con esa abundancia con la que has sido creado y a partir de lo ilimitado de tu ser, crear tu realidad.

El descubrir que la abundancia del universo no es algo que nadie te puede dar porque es parte de tu esencia es lo que marcará un antes y un después en tu camino.

(Un adelanto de mi nuevo libro)

Gracias, te amo

Andrea Bruno

Comparte éste contenido