Saca la culpa de tu vida y tendrás paz

 

Algunas personas cargan durante años con el peso de sus decisiones equivocadas, creo que es tiempo de transmutarlas y seguir adelante. En el momento que puedas transformar tus equivocaciones en experiencias dejarás de cargar con ellas y te llenarás de sabiduría.

El gran problema de que sigas llevando sobre tus hombros los errores que has cometido a lo largo de tu vida, es que ellos son capaces de generar grandes cantidades de culpa y la culpa no es buena consejera, te debilita y no te permite tener el control de tu vida.

Si permites que la culpa te controle, ese sentimiento será el que esté creando tu realidad, la culpa solo crea límites en tu vida y a medida que pasa el tiempo tiene el poder de multiplicarse si no decides sacarla de tu vida.

La culpa es una de las responsables de que tu autoestima esté por el piso y tus niveles de merecimiento en nivel cero.

La culpa te lleva a autosabotearte porque muy en el fondo de tu ser tú sabes que no mereces que algo bueno suceda en tu vida.Mi vida durante muchos años fue solo el resultado de la culpa que habitaba en mí. El “por mi culpa, por mi culpa, por mi gran culpa ha quedado grabado a fuego desde mi niñez y miro hacia atrás y veo como cada equivocación transformada en culpa ha traído a mi vida años de dolor y de metas no cumplidas.

En general tenemos culpa por lo que hacemos mal, por nuestras equivocaciones y también culpa por omisión, por lo que no hicimos y tendríamos que haber hecho.

La culpa siempre está presente en nuestras vidas, como incluida en nuestro esquema mental desde que somos niños ¿No será tiempo de dejarla ir?

A veces las culpas salen a la luz y otras no, por eso la  técnica Ho oponopono puede ser tu gran aliada a la hora de sanar tus culpas ya que tu divinidad va sanando la culpa aunque no conozcas su procedencia, va sanando progresivamente las memorias que hay que sanar en tu vida.

Transformar la culpa en experiencias puede ser un gran paso, las experiencias fallidas no tienes por qué guardarlas como “culposas” puedes transformarlas en experiencias que no dieron buen resultado y con ellas has podido aprender a hacer las cosas de otra manera.

Si transformaríamos cada una de las acciones que nos han generado culpa en experiencias que nos han dejado algún aprendizaje, seríamos mucho más sabios y tendríamos mucha más paz interior.

Entonces comprenderás que la vida no es una sucesión de decisiones equivocadas que te llenan de culpa sino una sucesión de decisiones que tomas en tu diario vivir y vives aprendiendo de ellas, tengan buen resultado o no.

Lo siento gracias te amo

Andrea Bruno

Coach

Comparte éste contenido