Renueva tu fe

Si vas a pedir a alguien en quién no confías, no puedes esperar recibir nada. Tener claro que estás pidiendo a Dios, al Universo o a la Fuente creadora, en quién tú quieras te ayudará a renovar tu fe.

Vamos a hablar del universo, reconocer su bondad, su bienestar y su abundancia es un buen primer paso, creo que tu fe falla porque no tienes claro desde el comienzo a quién te diriges cuando pides.

“Confiar en el universo y creer que todo lo que sucede está a tu favor es un gran regalo que puedes darte a ti mismo pues ese sentimiento te permitirá sentir mayor confianza y alcanzar un enorme grado de felicidad, paz y tranquilidad.”

Esto aumenta tus vibraciones , lo que emites  y tu confianza, cuando no confías en el universo, te sitúas en el papel de la víctima y eso baja enormemente tus vibraciones. Hazte un favor y activa todos los sentimientos de confianza, que te indican que este universo es amigable, abundante y te ama. Una persona no puede tener éxito en sus logros si no tiene plena confianza en que todo saldrá bien.

Reconoce la abundancia del universo y que eres parte de esa abundancia desde tu creación misma. Ve al universo como un amigo, como jugando a tu favor, utiliza el mantra “Universo eres bueno, eres noble y eres amigable conmigo” Cuando reconoces al universo “jugando a tu favor” comenzarás a sentirte amado y cuidado por el.

Cuando se trata de pedir, el pedido debe estar acompañado de fe, de confianza y para eso debes tener claro a quién le pides.

La fe es la “certeza de lo que se espera” y muchas veces en el camino de la vida, las circunstancias pasadas pueden ocasionar que hoy te encuentres sin fe.

La fe es un don , cuando sientes que no tienes suficiente, debes pedirla, pide a tu divinidad que te aumente la fe y  estoy segura que “Así será hecho”

Que tu camino se llene de luz

Andrea Bruno

Comparte éste contenido