De Sin Límites para vos

Tuve ganas de regalarte algo de mi libro Sin Límites, ya que la causa de que las personas abandonden sus sueños y sus metas es la falta de motivación, los otros días en un curso de coaching hablábamos de esto y muchas veces las personas han perdido «el motivo» en el camino, no saben qué es lo que realmente quieren entonces no encuentran el por qué para levantarse cada mañana a lograrlo.Por eso en este fragmento de mi libro encontrarás dos conceptos claros para mí uno es que “La motivación es lo que las personas pierden a lo largo del camino” y el otro y no menos importante es que “TÚ ERES MÁS GRANDE QUE LAS COSAS QUE TE SUCEDEN” ya que muchas veces ese diario vivir es el capaz de tapar tus sueños y hacer que olvides qué es lo que realmente quieres, y los problemas son tan grandes que nos hacen olvidar de quién verdaderamente somos, nuestra esencia y nuestro poder creador. Por momentos olvidamos que tenemos el poder de cambiar, de darle un giro a nuestras vidas y hasta de hacer cosas para solucionar esos problemas.

Ojalá que lo disfrutes, de mi libro Sin Límites, para vos…

«Con frecuencia veo que las personas que asisten a mis talleres y que se se encontraban motivadas, pasan a estar como “tapadas” por la vida misma. En el camino fueron perdiendo la emoción.
Reiteradamente veo personas que están solas y transitan su soledad como una carga pesada. A simple vista, “ese” es su gran dilema, pero he descubierto que el verdadero problema es “no tener un motivo en sus vidas”. Sienten que tienen una vida chata que no va a ninguna parte, que sobreviven a lo cotidiano esperando solamente que llegue el día siguiente.
Han quedado en el camino los sueños y sienten que no los pueden encontrar. Creo que cada momento de la vida puede tener nuevos sueños, que cada etapa encierra cosas nuevas a lograr, que no tenemos por qué ser las mismas personas que cuando éramos jóvenes pero sí tenemos el deber con nosotros mismos de encontrar sueños nuevos en cada etapa que nos toca vivir.
Las personas han perdido la emoción que les da soñar o tener una meta, la expectativa y la alegría que les puede causar el solo hecho de querer algo nuevo en sus vidas.
Sin motivo no hay emoción y sin emoción no hay acción. Por eso cada vez que realizo un seminario puedo ver cómo la expresión del rostro de las personas cambia. La motivación que descubrieron en ellos mismos hizo que se iluminara su mirada. Se encuentran felices, como personas que encuentran el camino a seguir.
Comparto algunos comentarios que escucho al finalizar los eventos:
-«Ahora sí sé que lo voy a lograr, ahora sé cómo hacerlo, no tengo dudas, sé que es lo que quiero.»
-“Es la primera vez en mi vida que me siento a ver qué es lo que realmente quiero.”
-“Gracias, has despertado en mí la certeza de mi poder interior, ahora tengo ganas de trabajar en mí.”
Eso es a lo que me refiero cuando hablo de «descubrir la magia que hay en tu interior”.
Atreverse a soñar es lo que motiva a las personas, las despierta. Una persona que no sabe qué es lo que quiere vive atrapada en la vorágine de la vida y no sale de allí. La magia comienza cuando te atreves a salir de lo cotidiano, para encontrarte con ese ser maravilloso que hay en ti.
El mayor motivador del ser humano es comenzar a soñar, algo que no nos han enseñado en la escuela porque soñar era para bohemios, no era para personas responsables. Cuando una persona está dispuesta a tomar las riendas de su vida, cuando sabe qué es lo que realmente quiere, es cuando descubre el camino a seguir.
El gran cambio que veo en las personas es ese. Los sueños son los «motores de búsqueda» que los guían a encontrar el camino correcto, los sueños tienen el poder de «provocar al universo» para que se ordene a tu favor; son una inyección de poder y de energía renovada.
Pero el motivo es solo el comienzo, el siguiente paso es “tomar acción” haciendo el trabajo de reprogramar tu mente en función del logro de tus objetivos.
• Tomar acción tiene que ver con incorporar a tu vida nuevos hábitos que te ayudarán a hacer efectivo un cambio verdadero.
• Renovar la confianza en ti y trabajar en tus habilidades para lograrlo.
• Buscar en tu interior “la pasión” que te haga perseverar más allá de lo que suceda en tu diario vivir.
Descubrir “tu motivo” y reencontrarte con la magia que hay en tu interior deben ir de la mano. En el camino te darás cuenta de que “TÚ ERES MÁS GRANDE QUE LAS COSAS QUE TE SUCEDEN”.

Gracias, te amo

Andrea Bruno

Comparte éste contenido

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp